En los últimos 25 años, las mujeres dominicanas registran un lento avance político

Por Yudelka Domínguez /LISTÍN DIARIO

Desde las elecciones de 1994 a la fecha la participación política de la mujer a cargos electivos en la Cámara de Diputados y el Senado de la República ha alcanzado un 24% de la matrícula del Poder Legislativo.

Hace 25 años, en las elecciones legislativas y municipales de 1994, las mujeres obtuvieron el 11 por ciento de los 150 escaños que había en el Congreso Nacional. Para los comicios que siguieron su participación fue aumentando entre un uno, dos o tres por ciento en comparación con el proceso anterior.

El total de mujeres electas a distintas posiciones en las elecciones del 2016 fue de 1,451, en un proceso electoral en el que se eligieron 4,106 cargos públicos en toda República Dominicana.

Para José Cabrera, politólogo y profesor universitario, este es un crecimiento lento que se debe a la hostilidad en que se ven envueltas las mujeres en un ambiente que ha sido dominado por hombres.

Una de las primeras cosas que señala es que suelen ser relegadas al papel doméstico en el hogar, quedándoles muy poco tiempo para participar en política. “Por eso su acceso a posiciones de poder relevantes se hace más difícil”, dice.

Con esta aseveración coincide la diputada por el Partido Revolucionario Moderno, Gloria Reyes, la cual entiende que el poco crecimiento de la mujer dominicana en política es difícil debido a los roles sociales de hombres y mujeres.

“Hay una desventaja natural a la hora de que una mujer decida hacer política porque o se va a tener que matar trabajando horas extras o haciendo política como una actividad adicional, o tendrá que reducir sus actividades domésticas y de trabajo para entonces poder combinarlo con la política”, señala la diputada.

Reyes sostiene que el mayor papel de las mujeres en los partidos políticos es ser militantes, encargadas del proselitismo, de los protocolos, delegadas electorales o maestras de ceremonia.

Para tener una idea de lo difícil que es hacer política para las mujeres en República Dominicana serviría recordar que en las elecciones de 2016 fue la primera vez en la historia del país en la que una mujer fue presentada como candidata a la Presidencia de la República por un partido político. En esa ocasión fueron Minou Tavárez Mirabal, por Alianza por la Democracia (APD) y Soraya Aquino, del Partido de Unidad Nacional (PUN).

La participación política de la mujer ha tenido hitos con la vicepresidencia de la República, con Milagros Ortíz Bosch, entre 2000-2004. También con la presidencia del Senado de la República y la Cámara de Diputados.

En el 1999 Rafaela Alburquerque, fue la primera mujer que llegó a conducir la Cámara de Diputados gracias a un acuerdo entre la facción PRD y PRSC entre 1999-2003, mientras que Cristina Lizardo, entre en 2014 y 2016, se convirtió en la primera y única mujer que hasta el momento ha podido dirigir el Senado de la República.

LEAVE A COMMENT