Wanda Espinal fue asesinada por el nombrado Rafael Vargas y lanzada a las aguas del río Salao de La Romana

LA ROMANA – Fue encontrada sin vida en las aguas del río Salao de La Romana,  Wanda Francisca Espinal, enfermera que estaba desaparecida desde el pasado 1 de abril; quien residía en el municipio de San Rafael del Yuma, de la provincia La Altagracia.

El hallazgo se produjo luego de que su expareja, el nombrado Rafael Vargas, confesara el hecho y proporcionada todos los detalles de cómo cometió el hecho y donde había lanzado el cuerpo de la víctima. Todavía no tienen detalles, pero las autoridades prometieron  proporcionarlos.

Al lugar se presentaron miembros de la Defensa Civil, Ministerio Público y La Policía Nacional, para proceder a rescatar el cuerpo de las aguas del río Salao, en el muelle de La Romana, próximo a La Marina de Guerra.

El cuerpo ya se encuentra en avanzado estado de descomposición, debido a la cantidad de días que se encontraba sin vida. Cabe destacar que su expareja ya  le había propinado una puñalada en una ocasión anterior, con la intención de quitarle la vida. Finalmente logró su cometido.

Wanda Francisca Espinal era madre de tres hijos.

Las autoridades recuperaron la noche de este martes en las aguas de río Salado, en La Romana, el cadáver de Wanda Francisca Espinal, una enfermera domiciliada en San Rafael del Yuma, provincia La Altagracia, que tenía nueve días desaparecida.

El Ministerio Público confirmó que por el hecho se ha detenido a Rafael Vargas con el cual la víctima mantenía una relación sentimental. Su nombre no fue obtenido.

El cuerpo, envuelto en una sábana, fue trasladado hacia el muelle, frente a la comandancia local de la Armada Dominicana, antigua Marina de Guerra.

Sobre el caso, el abogado Franklin Cubeiro, pariente de la víctima,reveló que ha recibido la información de que la mujer fue ultimada con un pico.

Wanda Francisca Espinal había sido agredida en otras oportunidades por el hombre que habría confesado el homicidio y que luego condujo a las autoridades al lugar donde lanzó el cadáver.

La señora Espinal, madre de tres hijos, trabajaba como enfermera en la comunidad Boca de Chavón, labores que también había desempeñado en el distrito municipal de Bayahíbe.

Cadáver de Wanda en estado de descomposición, envuelto en una sábana.

LEAVE A COMMENT