¡Que aparezcan los sobornados!


RAFAEL PERALTA ROMERO
rafaelperaltar@gmail.com

Parejo con la información de que la poderosa firma brasileña Odebrecht había pagado sobornos por 92 millones de dólares para conseguir la concesión de obras estatales, llegó también el temor de que los nombres de los funcionarios implicados no serían revelados. La primera nota en tal sentido la ofreció el consultor jurídico del Poder Ejecutivo.
Flavio Darío Espinal – el consultor- declaró que: “Yo leí el acuerdo que salió en inglés con la Fiscalía de Nueva York, y en lo que tiene que ver con República Dominicana lo que dice es que ellos dieron de soborno 92 millones de dólares a un intermediario…” Dijo que el informe no especificaba nombre, como quien dice “se quedará así”.
Sorprende el envalentonamiento del procurador general, Jean-Allain Rodríguez, quien ha manifestado que su meta es “obtener los nombres y someter a la justicia” a los culpables de la bochornosa acción. La dichosa compañía, que últimamente aquí construye todas las obras públicas de alto valor, es quien ha confesado su propio pecado.
El procurador confirmó que el gerente de Odebrecht, Marcelo Hofke, identificó al empresario Ángel Rondón Rijo como el representante de esa empresa que recibió los 92 millones de dólares para sobornos. En tal virtud, citó a Rondón para que explique el origen y uso de esos fondos. De lo que diga éste podrá aparecer tela por donde cortar.
Pero solo los ilusos esperamos eso. Ya Rondón adelantó a la prensa que los 92 millones de dólares se los ganó por servicios que presta a la venturosa empresa extranjera, que en República Dominicana construye plantas eléctricas y a carbón, carreteras, puentes y hasta parques municipales. El auge económico de Rondón es notorio.
Las redes sociales se han llenado de fotografías en las que aparece Rondón junto al presidente Danilo Medina. El Presidente lo condecora, el Presidente corta cinta en nueva empresa del grupo Los Ángeles, aquí Rondón y Medina trajeados, allí Rondón y Medina en guayaberas, siempre sonrientes, como quienes han vendido a contado.
En más de una toma, en ocasiones diferentes, figura detrás de Rondón, cual si fuese su ayudante, nada menos que Jean-Allain Rodríguez, el ahora procurador general de la República. Rodríguez, como jefe del Ministerio Público, tiene la responsabilidad de investigar el asunto. Resulta fácil inferir el tono del interrogatorio.
El pueblo dominicano, que no tiene igual hado que Odebrecht, anhela que aflore la verdad, porque si aflorara la verdad es posible que actúe la justicia. Si actúa la justicia podría ser que se apliquen sanciones, cómo no, por qué dudarlo. Es cuestión de suerte. Ojalá que la comisión designada por el presidente Medina ayude a encontrar a los sobornados. ¡Que aparezcan!

.

avatar

peralta romero

LEAVE A COMMENT